Circular 3/2018, sobre el derecho de información de los investigados en los procesos penales
3 diciembre, 2019

El Tribunal Supremo en la Sentencia La Manada, consolida este concepto para calificar los hechos como de agresión sexual y no de abuso sexual, ya que hasta ahora se venía entendiendo únicamente la intimidación expresa (con amenazas, por la fuerza, de forma coactiva, …)

Son varios los elementos que llevan al Alto Tribunal a determinar que las circunstancias en las que se produjeron los hechos cabe apreciar este tipo de intimidación, lo que explica el comportamiento inactivo de la víctima (que no intenta defenderse o evitar el ataque).

a. el habitáculo: dimensiones reducidas, no ser zona de paso, incomunicación

b. la corpulencia de los autores: superioridad física y numérica

pgm
pgm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *